Yo elegí de aglomerado porque me place

Se viene un post largo y con muchas fotos, a pedido de un par que me pidieron que documentara el arreglo del vanitory de mi baño. Renovamos el hosting la semana pasada (seh, en dólares), así que no tengo culpa en matarles el ancho de banda.

Prefacio



Empecemos por el principio. La pileta del baño estaba haciendo equilibrio (inestable) entre la mitad del vanitory que no se había podrido y el codo del desagüe. El vanitory original se notaba que hacía rato había perdido partes que habían sido reemplazadas por otras; lo que supongo que empezó siendo aglomerado de 18mm en algún momento pasó a ser MDF de 12mm. Por otro lado, la mampara estaba asentada sobre un colchón de masilla de vidriero como toda aislación, así que buena parte del agua de la ducha se iba para afuera. MDF y agua no se llevan bien.

Lo primero fue sacar el vanitory, ahora bien, ¿qué hacer con la pileta? Respuesta, esto:

(Se puede observar el detalle de lo que había abajo.

Esto es un estado general de lo que había (la primera foto no está en pespectiva, estaba así de ladeado):


Las puertas, el frente curvo y el larguero de abajo tenían pinta de ser piezas originales; todo lo demás, una animalada hecha a lo bestia. La decisión fue conservar el frente (terciada) y las puertas (una especie de chapadur de 18mm enchapado con madera de un lado y melamina del otro). Tomé las medidas de las piezas que más o menos estaban enteras:

Pensaba hacer los cortes en Madergold pero justo el día que iba a ir un compañero de trabajo me dijo, ¿Sacheco no te queda más cerca? Resulta que Sacheco estaba justo a la vuelta de casa en la única cuadra de Jujuy que nunca camino (si voy para el Sur salgo por Brasil, si voy para el norte salgo por Inclán; esto estaba justo entre Brasil e Inclán). El lugar bien, una garompa la atención que te tienen una hora y que los cortes no son en el día (en mi caso fui un miércoles y el corte estuvo recién el lunes, lo único que me pude llevar en el momento fue un retazo de chapadur para el fondo, previa propina a los empleados). Haciendo unos cambios en las medidas (las que están tachadas) entró todo en 1/3 de placa que me cobraron $210. El pedazo que le recorté a la altura lo reemplacé por un liston de 2x1. Venía medio mal preparado y el vendedor me dice "si es para entintar te lo hago en guatambú que te va a salir más barato". Craso error, la realidad es que la diferencia con otras chapas era mínima y debería haber buscado algo más parecido a las partes que ya tenía.

Lunes


1 hora en Sacheco para retirar las maderas:

(18:00hs.)

En este tipo de cosas suele ser difícil arrancar porque las primeras piezas tienen que quedar bastante precisas porque si no se te complica bastante la escuadra. Por el ensamble que había diagramado y porque pensaba asegurar con tarugos (trabajé todo con cola vinílica y tarugos, no suelo usar clavos y tornillos para estas cosas), arranqué por la base:

Siendo que era la primer ensamblada, le di un buen tiempo de secado a la cola. De paso, me puse con los cantos (pegados con adhesivo de contacto):

Recortado y lijado:


Digo yo, debería haberle puesto el canto antes de armar, ¿no? (igualmente, tuve el recaudo de dejarle el espesor antes de tarugar, pero de todos modos fue una complicación al pedo enchapar ahí después)


Me limita un poco que tengo sólo una morsa a 90º y como estaba trabajado con enchapado no quise marcarlo usando algo más rústico onda escuadra de herrero agarrada con morsetas que es lo que suelo usar cuando laburo con fenólico o melamina. Igualmente, mientras prensaba esas piezas tarugué y al rato armé uno de los laterales (a esa altura ya había sacado del diseño el larguero de atrás (es el que sostiene el balde de pintura); me hubiera sumado un par de horas de secado y parecía rígido con el de adelante más el chapadur):


Al rato el otro lateral (total, podía prensarlos juntos y los necesitaba a ambos en la misma escuadra):


No había mucho que pudiera hacer hasta que secara bien y ya eran las 12, así que hice lo único que faltaba que era armar el junquillo:


Martes



(17:00hs) Una masillada muy finita en las juntas, y este es el resultado de lo del trabajo de la noche anterior:


Le puse unos listones que canibalicé del vanitory viejo para reforzar la escuadra (en ese momento todavía estaba paranoico por la pieza que había sacado del diseño) y reforcé un poco el junquillo:


Me puse a ver cómo encajaba el frente viejo en el bastidor nuevo. El frente era de terciado en la parte curva, pero tenía una terminación en MDF para simularle el grosor. De uno de los lados el MDF estaba hecho percha pero no podía sacarlo porque la terminación de enchapado estaba pegada sobre eso. En el mueble viejo estaba sostenido a lo bestia con un par de autoperforantes. Como el MDF estaba de última lo que hice fue tarugar hasta la terciada encolando bien, y dejé sólo un espesor de 19mm del MDF que estaba en peor estado. Con los tarugos fijo y después refuerzo con unos perfiles, uno sobre el MDF que todavía estaba bien y el otro directo sobre el terciado (en la primera se puede ver el MDF que recorté):


Mientras se secaba, con las puertas presentadas:

Estuve chequeando medidas para ver si había algo que arreglar; pero venía al milímetro. Punto a favor para Sacheco; en los últimos años me había acostumbrado a los cortes de mierda de Easy, todo fuera de escuadra, con errores de milímetros, corte mínimo de 150mm, etc. los cortes que compré esta vez eran un lujo.

Me puse a trabajar con las puertas, lijarlas, y tratar de pegar las partes que estaban muy partidas. En el diseño original (quien sabe hace cuánto) las bisagras eran dos pernos que entraban verticalmente. Se ve que la humedad más el juego había abierto las fibras del chapadur, por lo que estaban todas hinchadas:


Vista general del chiquero:


Hora de empezar con el barniz. Prueba de color, donde no se ve, pasando sólo tintura rebajada en aguarrás:

Segundo error al respecto de las tonalidades. Ese día había estado en la pinturería, y de la tinta que más se parecía al color de las partes originales sólo había frasco grande de entintador, de tacaño nomás elegí la más parecida de las chiquitas: Roble claro. No, se ve a la legua que no se parece ni un poquito al color al que tenía que llegar.

Primera mano:

Comparativa con una pieza sin pintar, y ya se nota que va a llevar muchas muchas manos emparejar lo nuevo con lo viejo.

Mientras se secaba, reparando los agujeros. Cuando hago masilla con cola más aserrín termino arrepintiéndome siempre después cuando tengo que lijarlo (nunca queda bien o a veces con la lija terminás sacando todo por lo que termina siendo un método penelopesco) pero en este caso era necesario para reforzar un poco con cola la chapa de la puerta:


Hasta que el barniz secara no había nada para hacer, corté a las 23.

Miércoles



(A partir de acá los días se hacen cortos, porque entre mano y mano tengo al menos 6 horas.)

Prueba de color con un tinte cedro de Venier que compré en la ferretería:

$13 pesitos, una ganga; el otro era Cetol y había salido como $30. Al final, entre los dos me gasté lo mismo que hubiera gastado si hubiera comprado un frasco grande del color que sí era. Esta no fue mi decisión, pero obviamente, ya había gastado más en tintes que la diferencia entre guatambú y una chapa más parecida; y eso sin contar las horas perdidas en dar manos de barniz.

Segunda mano:

Comparativa con una madera virgen y con una con sólo una mano. Tampoco el cedro se parecía ni un poquito. Mezclando las dos logré algo bastante parecido.

Mientras secaba, masillé (ahora sí con masilla, previamente entintada) los huecos que todavía quedaban en las puertas:


Mientras esperaba que se seque el barniz y la masilla, me puse a hacer las guías del estante que, acto seguido, barnicé:


Parada para cenar:


Lijada y entintada de la masilla (esa es la puerta que estaba menos cagada a palos, a la que le faltaba toda una esquina no quedó tan pareja):


Tercera mano:


Bajamos la persiana a las 24:30.

Jueves



¿Qué hace uno cuando va yendo de la cama al living a las 8 antes de ducharse para ir al trabajo?, obvio, "esta es una buena oportunidad para...". En este caso fue dar una "barnizada" con los ojos cerrados para impermeabilizar la parte que va a estar en contacto con el piso y la humedad:


(20:00) Cuarta mano:


A la puerta de la derecha había tenido que volverla a masillar para cargar la punta saltada, acá están las dos terminadas. No quedó pareja, pero ya no podía lijarla más porque me estaba quedando sin espesor de chapa:


Había usado un tacho de helado de chocolate con chocolate de Dia% para el barniz, así que correspondía reemplazarlo:

Lo recomiendo, por $19 pesitos medio kilo de un helado que está bueno (y cuando fui a comprar ese vi uno que antes no estaba de dulce de leche con dulce de leche que voy a tener que comprar para mi próximo tacho de barniz).

Quinta mano:


Una y media de la matina.

Viernes



(19:00hs) Comparativa de cómo venía la pintura hasta el momento:

Madera cruda, madera con cinco manos, chapadur del fondo, madera vieja y mi pie en ese orden.

Por como se veía, una mano más y no jodemos más.

Sexta mano


¡Seeeh, si estás igual!

Seis manos es lo que me hubiera ahorrado si hubiera comprado de una la madera que correspondía.

Me distraje haciéndole un ejercicio de matemática a una amiga que estudia Arquitectura y se me hizo cualquier hora; pero no podía dejar de dar la primer mano de todo junto (Séptima mano), bien bien aguada:


Dos y media de la matina; tan tarde que la última foto la saqué al día siguiente.

Sábado



Octava mano:


Novena mano, bien cargadita y con toda la prolijidad que pude para terminación:

(Fue buena idea la de darle dos manos al chapadur del fondo, quedó mucho más natural y tomó un tinte similar al del resto.)

Antes de que terminara de secar, lo di vuelta y reforcé la impermeabilización de las partes de abajo:


Terminamos antes de las 23. Mañana lo terminamos.

Domingo



Desayunando un submarino mientras le pego unos piecitos de goma. Con eso sumé los 2mm que faltaban para llegar a la altura del mueble original y además lo aislé del piso:

(Yo dije con toda la prolijidad que pude, no que me quedara prolija.)

A las partes de madera viejas que tenían sólo la mano de sellado y dos manos más encima le hubiera venido bien una tercer mano (la décima de la serie total), pero realmente no quería perder todo el domingo que es de los pocos días que tengo enteros esperando 6 horas al barniz y preferí dejarlo como estaba.

Tachuelado del fondo:


No hay fotos del atornillado de bisagras, topes, tiradores y clavado de las guías del estante pero se imaginan...

Terminado:


Epílogo



Colocación in situ del mueble:


Y sí, me cago en la leche; yo tomé las medidas del mueble viejo y... ... ... ¡¡¡el mueble viejo no tenía la altura adecuada!!!

El primer intento fue poner un telgopor entre vanitory y pileta:

pero era demasiado demasiado alto y quedaba para el culo.

Dos posts atrás contaba del rompecabezas que había en la casa y lo de adivinar de dónde habían salido las cosas que encontré. Yo pensaba que todos los premios se lo llevaba este perfil de aluminio con un tapón de goma que encontré en un tacho adentro del vanitory y me llevó un mes darme cuenta que los tres agujeros que tenía coincidían en paso con tres agujeros que habían en la mampara:

Adentro del vanitory, en el mismo tacho, encontré también un pedazo de zócalo del living, llaves de los roperos y, todo cobró sentido, esto:

(Momento de volver a la segunda foto "el detalle de lo que estaba abajo".)

Evidentemente mi hipótesis inicial estaba errada. No era que el vanitory viejo se hizo percha por tocar el piso y mojarse... el vanitory viejo estaba apoyado sobre zarpada base de 1cm de altura y se hizo percha porque era una mierda. Después cuando se cayó tanto que empezó a tocar el piso seguramente se hizo más mierda, pero el agua no fue lo primero.

Y bueno, los topecitos de goma al pedo; si hubiera sabido que al vanitory viejo le faltaba 1cm hubiera hecho un junquillo más alto. El parche final fue este:


La mención especial se la lleva el tacho de helado Dia%. Realmente estaba paranoico cuando empecé a usarlo porque mi último tacho de barniz había sido un pote de Mendicrim. Nunca usen un pote de Mendicrim, es soluble en aguarrás. Guardé el barniz entintado de un día para el otro y al día siguiente se había derretido y volcado adentro del armario. El tacho de helado no sólo no se derritió, sino que tampoco se le adhirió el barniz, por lo que no me ensució el pincel con restos viejos en los 4 días que duró la pintada:

Podría darle una lavada con aguarrás para limpiar los restos... pero prefiero comprar otro.

Trackbacks

  1. Casio CS-67 DIY

    Desde hace 15 años que quería tener (y aprender a tocar) un piano. Diversas circunstancias siempre hicieron que no pudiera comprarme uno, lapso durante el cual seguía tocando mi viejo y choto teclado Casio CTK-500, una poronga de 5 octavas, no sensitiv

Comments

Display comments as (Linear | Threaded)

    No comments

Add Comment


Enclosing asterisks marks text as bold (*word*), underscore are made via _word_.
E-Mail addresses will not be displayed and will only be used for E-Mail notifications.

To prevent automated Bots from commentspamming, please enter the string you see in the image below in the appropriate input box. Your comment will only be submitted if the strings match. Please ensure that your browser supports and accepts cookies, or your comment cannot be verified correctly.
CAPTCHA